MAYEUTICA - Institución Psicoanalítica

PRESENTACIÓN

Cuarenta años de incesante labor por los senderos de la praxis psicoanalítica, compartida con quienes estrechan un lazo en torno de las enseñanzas de Freud y Lacan que guían su andar, hacen de ella una de las instituciones lacanianas más reconocidas local e internacionalmente; por parte de un creciente número de colegas que sostienen con Mayéutica renovadas transferencias de trabajo. Desde su fundación -por iniciativa de Roberto Harari- trazó el rumbo en pos de un objetivo esencial: la formación de analistas en torno de las enseñanzas que es necesario cultivar para encauzar una clínica lacaniana. El “espíritu” de la transmisión de los fundamentos teóricos que cimientan la praxis del analista, no se sustenta en una transfusión de conocimientos como objetos a ser apre(h)endidos por un sujeto recipiente desde otro poseedor o lugarteniente, y que por ese medio albergue la esperanza de llegar a “ser” analista. La institución ha de velar para que ese -y otros desvíos esterilizantes, como las concesiones eclecticistas, no se produzcan.

La práctica analítica reconoce su legítimo lugar de transmisión en el propio análisis del analista. Sin embargo es en el seno de la institución donde los analistas pueden dar cuenta de ella, y con otros, autorizarse de sí mismos. Innovadores “artificios” para la transmisión de la experiencia clínica son propiciados en Mayéutica, lo cual es coherente con el hecho de ser la institución el lugar de una puesta en

acto siempre diversa y singular: los analistas, en otra escena – para la cual la institución presta el necesario soporte-, “otra” respecto de la que se ha perdido (la de la “intimidad” del acto analítico), intentan hacer de su experiencia acto de escritura, es decir, cernir por la letra lo Real de su praxis, haciendo lazo, en dicho escenario donde los analistas sostienen una interlocución y se “leen”, con los fundamentos teóricos que dicen allí su presente, sirviendo de medio para bordear lo que hay de imposible en la trans-misión. La clínica enfrenta al analista a situaciones cruciales para las cuales la teoría, que es “no-toda”, puede no responderle.

En Mayéutica se trata de formar analistas abocándose – cada uno desde el punto de la formación en que se encuentre- al propósito de hacer avanzar al psicoanálisis. Con esa mira, forjar lecturas que ayuden a proseguir edificando a partir de las preguntas que suscitan las últimas enseñanzas de Lacan, pero, claro está, volviendo una y otra vez por los itinerarios de todo el decurso de su enseñanza; y sin cesar de retornar a Freud, como él lo ha hecho a lo largo de su obra.

Mayéutica- Institución Psicoanalítica- es uno de los lugares donde el compromiso se renueva tornándose posible, porque se sostiene en la convicción que los lazos de pertenencia asociativa son la única base sustentable para su cumplimiento.